Don Camilo, Murcia

No será el restaurante italiano más antiguo de Murcia -ese honor le corresponde a La Góndola por muy poco- pero su trayectoria en Murcia abarca más de 30 años, por lo que algo habrán hecho bien todo este tiempo si han conseguido mantener el barco a flote. Reconozco que por cercanía es mi pizzería de referencia y por tanto he sido testigo privilegiado de su evolución, eso sí, con apenas cambios más allá de algunas modificaciones en la carta y un lavado de cara al local. Como curiosidad, el restaurante toma del nombre del homónimo personaje de ficción protagonista de las novelas de Gioannino Guareschi, un cura de pueblo que corría aventuras junto a un joven comunista ‘Pepón‘ en la posguerra italiana («¡Toma wikipedia os acabo de endosar!»).

El restaurante se sitúa en la Plaza Mayor, junto a la iglesia de San Nicolás (s.XVII), entorno fantástico para su terraza. La reciente reforma del comedor le ha aportado más luminosidad pero a costa de ese clasicazo italiano que tanto me gustaba como son los manteles de cuadros.
Ensalada Fiorentina. CLG.

La carta es todo un compendio de la cocina italiana interpretada a la española -lo normal por estos lares- sobre todo en lo que a entrantes se refiere. El secreto que le doy a los puristas de la cocina italiana para cuando van a estos restaurantes es mentalizarse de que van a disfrutar de cocina ‘mediterránea‘, evitando así el quebradero de cabeza de si esto ‘es o no es de aquí’, el darwinismo gastronómico como lo he venido a denominar. De entrantes puedes optar por una tabla de quesos y patés -la opción fácil- o por la provoleta –queso provolone al horno con salsa de tomate acompañado de rebanadas de pan- la madre del cordero entre italianos y argentinos que se disputan la autenticidad de esta receta. Recomendable también el pan de ajo o las berenjenas en sus múltiples formas (al prosciutto, a la crema o a la parmesana). Las ensaladas me gustan, pero no puedo mantenerme al margen del jaleo que llevan en lo que a sus tamaños se refiere. Una ensalada grande no se puede quedar corta para cuatro personas.

Canelones de carne, mis favoritos. CLG.

La pizza inglesa, con huevo batido y cebolla. CLG.

De segundos, por encima de pastas y pizzas hay un plato de Don Camilo que me pierde y que merece la pena probar: sus canelones de carne. Los cocinan de manera muy sencilla, residiendo el secreto en una bechamel finísima que los cubre por completo. Las pizzas las elaboran en un horno de leña a la vista, el mismo que emplean para los canelones y la lasaña, y son de masa fina con base de tomate todas. Yo suelo optar por pizzas sin muchas complicaciones, de pocos ingredientes, como la inglesa (huevo batido y cebolla) o la napolitana (anchoas).

La carta de postres es bastante amplia, con cerca de treinta referencias. Algunos de estos postres no los elaboran según en qué estación del año nos encontremos, como la sensacional tarta de manzana, mi elección y mi recomendación si en ese momento la tienen en carta, un auténtico festival y una pena que sólo se pueda disfrutar en los meses de otoño/invierno. Cuando no es época de tarta de manzana suelo optar por el tiramisú o por el gofre casero, aunque en este último es mejor pedir que te lo sirvan con el chocolate caliente (al fin y al cabo si te esmeras en hacer un gofre casero pues lo normal es no arruinarlo con una salsa fría).

Pastel de nocciola (avellana). CLG.

Il Tiramisú. CLG.

Con esto termina mi disertación sobre el que probablemente sea el restaurante italiano que más suelo frecuentar en la ciudad. Ya estáis avisados, si observáis a un apuesto hombre una persona comiéndose unos canelones de carne y una tarta de manzana en Don Camilo: ese soy yo, podéis saludarme y gustosamente compartimos impresiones.



Dónde podéis encontrarlo:
Plza. Mayor, 8
30005. Murcia
Tfno: 968219063
Precio: 15€/persona (menú del día 10€)
Web: http://www.doncamilo.es/ (aquí podéis ver el horario)

Leave a Reply