Il Baretto, probando el mejor café de Murcia

Cuesta probar por primera vez el café que te sirven en esta coqueta cafetería del Barrio de San Antón y no caer rendido ante la maestría con la que lo preparan. De siempre ha sido conocida la pasión que sienten los italianos hacia el café y creo que en ella radica buena parte de su éxito. Porque no nos engañemos, los italianos nos llevan mucha ventaja en lo que al barismo se refiere -por muchos mickeys y corazones que nos empeñemos en hacer con la espuma del café- y en esta cafetería tenemos una viva prueba de ello. Al final preparar un buen café viene a ser lo mismo que cocinar un buen guiso o elaborar un buen cóctel, hacen falta buena materia prima, conocimiento y respeto (preparar un capuccino con nata montada, aparte de considerarlo un insulto, lo veo un signo claro de falta de ganas por hacer las cosas bien). Los pasos fundamentales los cumplen: la materia prima está presente (café italiano 100% arábica Blackzi), la macchina también italiana (Casadio) y el conocimiento que te aporta llevar 15 años sirviendo cafés en España más el peso de haberte criado en el país del espresso. El resultado os lo muestro en las fotografías que acompañan la entrada.

Más sencillo imposible. CLG.

Los primeros cafés que tomamos -los primeros, sí, porque repetimos- fueron un pulcinella, que asemeja al cortado español con cacao, y un capuccino freddo, cortito, con un cubito de hielo en su interior y una espuma increíblemente buena. Los tomamos de pie en la barra siguiendo el rito italiano (quien haya vivido en Italia sabrá de lo que hablo) desde donde puedes ver la oferta de cafés en un cartel tamaño maxi.

Pulcinella. CLG.

Capuccino freddo. CLG.



La macchina por supuesto también italiana, Casadio. CLG.

El interior esconde un cubito de hielo y la espuma es una maravilla. CLG.

Junto al cartel de los cafés tienen otro con los desayunos que preparan para acompañarlos, todos con un toque italiano que los hace únicos en la ciudad. Nosotros tomamos dos tostadas de pan de mollete, una genovesa con coppa di Parma y una napoletana con speck. La genovesa la untan con pesto mientras que la napoletana la acompañan de tomate rayado y parmesano en polvo. La coppa -embutido de paletilla de cerdo- y el speck -jamón ahumado- no son los únicos embutidos italianos que nos ofrecen, si lo prefieres tienen también salami de Milán o pancetta arrolata. Para los más golosos qué mejor que un cornetto alla nutella (cruasán con Nutella), una apuesta segura y uno de los dulces más queridos en el país de la bota.

Genovesa con coppa di Parma. CLG.

Melchiore Cordaro y una verdad como un templo. CLG

Napoletana con speck. CLG.

No quise marcharme sin probar el espresso -o café solo, como prefiráis llamarlo- para degustarlo sin leche ni azúcares que pudieran camuflar el sabor. Es una costumbre que estoy empezando a coger y con la que poco a poco voy ‘adiestrando’ el sentido del gusto.

La cafetería está decorada con recuerdos de Melchiore y artículos traídos de Italia (como buen italiano, el Padre Pío está presente), pero a la vez cuelgan de las paredes fotos y símbolos murcianos como un banderín del Real Murcia o fotografías dedicadas de toreros. En definitiva, una atmósfera única.

No te puedes marchar de una cafetería italiana sin probar su espresso. CLG.

Cuánto nos queda por aprender. CLG.

Obviamente, por su precio no espero que desayunéis todos los días aquí, pero sí que merece la pena conocer de primeras a qué sabe un café italiano en condiciones. Al final, en esto del café, la diferencia entre ofrecer un café mediocre y uno de calidad se reduce a unos céntimos y ya os aseguro yo que esos pocos céntimos bien invertidos estarán.

Dónde encontrarlo:
Pasaje del Horno del Nene (Barrio de San Antón)
30009, Murcia
Precio desayuno completo: 3€

Leave a Reply