La Papa, Murcia

Famosas desde hace más de 30 años. CLG.

No siempre los mejores locales se encuentran en el centro de la ciudad. En los barrios más castizos de Murcia, como es el caso de el barrio del Carmen, podemos encontrar auténticas joyas gastronómicas en forma de bares y restaurantes- tanto por su historia como por su carisma- y el bar que os traigo hoy es un ejemplo de ambas cosas.
La Papa es un bar anclado en el pasado. Con una historia de más de 30 años a sus espaldas entrar en él es retroceder a otra época en la que los letreros eran luminosos de neón, los niños bebían Kas y en la radio triunfaba Wham! con su Club Tropicana. El interior está decorado de manera muy acogedora- mesas de mantel, cortinillas y sillas de madera- y se nota que en las reformas que ha sufrido con el tiempo se ha tratado de preservar el espíritu original. Apenas hay 4-5 mesas en el interior- casi siempre ocupadas- por lo que preferimos optar por la barra en vez de pedir el turno (otra de las peculiaridades de aquí). La primera pregunta que te hacen es un mero trámite- «¿Vas a querer patatas?«- porque ellos ya saben la respuesta- «¡Sí!«-. Las patatas fritas con ketchup y mayonesa son el plato estrella de esta bocatería y un fijo en todas las cenas.  
Decides los bocadillos como el míster decide el XI que sale a la cancha. CLG.
La carta la componen más de 20 bocadillos distintos, entre los que no faltan la hamburguesa (Burgerpapa) y el perrito caliente. Los bocadillos los apuntas tú mismo en la nota y se lo entregas a la persona que te atiende mientras acompañas la indecisión con las famosas patatas y un refresco o una cañita. En realidad es todo muy simple y más allá de estos dos platos no cocinan nada– ni postres ni más entrantes- pero hemos de reconocer que los dos los bordan. Los ingredientes que emplean no son para nada distintos a los que tú empleas en casa para prepararte los bocatas pero los combinan de muchísimas formas distintas. Entre mis favoritos están el ejecutivo, el murcianico (con salsa picante) y el goliat (doble).
Seis bocadillos es un buen número para compartir entre dos, riquísimos. CLG.
Iluminación retro en todo el local. CLG.
Un ‘Goliat‘, tamaño doble con beicon, salchicas, anchoas y ensalada. CLG.
La cocina está visible desde cualquier punto de la barra. CLG.
El precio es un punto fuerte del local, una cena para dos con sus patatas Papa, sus refrescos, media docena de bocadillos y uno doble para compartir te sale a poco más de 8€ por persona. Para coger mesa es mejor ir con tiempo y una vez allí como ya os he comentado pedir la vez a las chicas de la barra, aún así , si optas por quedarte en la barra, encontrarás un ambiente muy agradable y familiar.
Ya has caído en la perdición de las patatas. CLG.
Dónde encontrarlos: 

C/ de los Capuchinos, 30 (Barrio del Carmen)
30002, Murcia

968 343813
Precio medio: 8€/persona 

Leave a Reply